miércoles, 27 de octubre de 2010

Cenizas que se pierden.

Cuando se enciende la llama dura un rato, después se apaga y solo queda la imagen del fuego calentando o quemando algo. Queda sólo el recuerdo de lo que paso, las cenizas aún calientes en la tierra o en la superficie que fuere. 
En fin, no se que escribir, estoy un tanto atontada con mis pensamientos... pero si lo que hoy puedo ofrecer son unas frases que me asombraron bastante de un libro de Ernesto Sábato "Sobre héroes y tumbas".


- Como un bote a la deriva en un gran lago aparentemente tranquilo, pero agitado por corrientes profundas.


- Tu espíritu domina sobre tu carne, como si estuvieras siempre en posición firme. Tu espíritu reinando tu cuerpo como un dictador austero.


- [...]manifestaciones del alma; ya que el alma no puede manifestarse a nuestros ojos materiales sino por medio de la materia, y eso es una precariedad del alma pero también una curiosa sutileza.


-Tenía cierto aire distraído y concentrado a la vez, como si estuviera cavilando en algo angustioso o mirando hacia adentro, y era seguro que cualquiera que tropezase con ella debía preguntarse ¿Quién es esa mujer?¿Qué busca?¿Qué esta pensando?.


-Resulta milagroso que tantas especies de seres puedan nacer, desembolverse y morir sin conocerse, sin odiarse ni estimarse, en las mismas regiones del universo, como esos múltiples mensajes telefónicos que, según dicen, pueden enviarse por un solo cable sin mezclarse ni entorpecerse, gracias a ingeniosos mecanismos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

señales